Los vinos espumosos italianos

Los vinos espumosos italianos

12:49:39 hrs. - Uno de los elementos fundamentales de la producción de vino italiano es representado por la categoría comúnmente denominada “bollicine”, es decir, los vinos espumosos del Bel Paese, caracterizados por una calidad impecable y una variedad que permiten a Italia ser considerada entre los mejores productores del mundo en este campo.

Ya sea que se trate de Prosecco, Asti, Franciacorta, Moscato o TrentoDoc, nunca existe el riesgo de encontrar un producto de mediana-baja calidad.

En los últimos años, estos vinos han visto a sus creadores multiplicar esfuerzos con el fin de obtener mucho más que un simple espumoso, con el fin de llegar a una experiencia diferente en cada degustación.
Resumimos a continuación los cuatro tipos más importantes producidos en Italia: Prosecco, Asti (y Moscato), Franciacorta y TrentoDoc.

Conegliano-Valdobbiadene Prosecco Superiore

El vino Conegliano-Valdobbiadene Prosecco Superiore es una Denominación de Origen Controlada y Garantizada (DOCG) que abarca la zona aledaña a la ciudad de Treviso conformada por 15 municipios entre Vittorio Veneto y Valdobbiadene.

Es un vino espumoso seco, cuyo representante de más alta calidad es el “Prosecco Valdobbiadene Superiore di Cartizze”, un cru producido en el municipio del mismo nombre, en el que se cultivan solo 107 hectáreas de viñedos.

Las cepas admitidas por la DOCG son diferentes, casi todas autóctonas, con una prevalencia de uva Glera (al menos un 85%), seguida de cepas como Verdiso, Perera o Chardonnay, todas con porcentajes que oscilan entre el 0 y el 15%.

El método de vinificación es el de Martinotti, o Charmat, en el que la refermentación se realiza en un autoclave (grandes recipientes de acero herméticos) durante unos 30 días, técnica que permite conservar los aromas varietales de la uva, que se traducen en un vino afrutado y floral.

Hay tres tipos de este Prosecco: el “DOCG”, el “DOCG Rive” (la palabra "rive" indica un terreno empinado y escarpado, no fácil de cultivar, en el que se producen uvas de calidad especial) y el “DOCG Superiore di Cartizze”.

Asti DOCG

El Asti DOCG es el vino espumoso aromático y dulce por excelencia.

El área de producción del Asti fue establecida por un Decreto Real en 1932 —que sigue vigente— e incluye 52 municipios de las provincias de Asti, Alessandria y Cuneo.

La variedad de uva de la que nace Asti es la moscatel blanca, gracias a sus particulares cualidades que potencian la perfecta unión entre la planta y la zona elegida.

Las técnicas de producción pueden ser con refermentación en botella —en cuyo caso el producto tomará el nombre de “Asti Metodo Classico”— o mediante el método Martinotti —o Charmat— con refermentación en autoclave.

Como en el caso de Franciacorta y Marsala, la denominación Asti puede no ser acompañada por el sustantivo “Spumante”, según lo establecido por una norma de la Unión Europea.

Las principales características del “Asti” son la espuma fina y persistente, los aromas fragantes y un sabor delicadamente dulce.

Merece una mención especial el Moscato d'Asti DOCG, pariente cercano del Asti DOCG, ya que se producen con base en las mismas normas. Elaborado con la misma uva, el moscatel blanco se somete a una vinificación diferente que permite mantener los aromas y sabores de los racimos en el vino y, al mismo tiempo, estabilizar el producto permitiendo su almacenamiento y transporte.

Las diferencias en la producción del Moscato d'Asti DOCG, en comparación con el Asti DOCG, se encuentran sobre todo a nivel de vinificación, ya que su fermentación se detiene cuando se alcanza una graduación alcohólica de alrededor del 5% vol. Además, el Moscato d'Asti, aunque no es un vino espumoso (no se somete a “presa di spuma” durante las etapas finales de la fermentación alcohólica), mantiene una vivacidad que lo hace típico y único.

Franciacorta

Franciacorta es una zona cercana a la ciudad de Brescia que incluye 14 municipios donde se produce el vino homónimo.

Junto con el Asti y el Marsala, son los únicos vinos en Italia para los que la UE permite no utilizar otros términos calificativos (por lo tanto, no se dice “Spumante Franciacorta”, sino solo “Franciacorta”).

Franciacorta es una DOCG (cronológicamente la primera en Italia para vinos espumosos) que se vinifica con el método clásico, el de la refermentación en botella, típico del Champagne.

Las uvas permitidas para su elaboración son Chardonnay, Pinot nero y Pinot bianco en porcentajes variables.

Los tipos permitidos son: Franciacorta, Franciacorta Satèn, Franciacorta Millesimato y Franciacorta Riserva.

Trentodoc

Trentodoc es la marca con la que se identifica a los vinos espumosos producidos utilizando el método clásico en la zona de Trentino, que se extiende desde el lago de Garda hasta las fronteras del Tirol del Sur.

Obtuvo el reconocimiento de la Denominación de Origen Controlada (DOC) en 1993 y prevé la utilización de hasta cuatro tipos de uva: Chardonnay, Pinot nero, Pinot bianco y Pinot meunier, donde Chardonnay juega el papel principal, confiriendo estructura y aromas al vino.

El método de cultivo es la clásica pérgola de Trentino, típica de esta zona, necesaria para asegurar una adecuada exposición solar de los viñedos en zonas muy escarpadas.

El Trentodoc puede ser blanco en las versiones Brut, Millesimato y Riserva, o rosado.