De Chiara: el balance del 2020 y los deseos para el próximo año

De Chiara: el balance del 2020 y los deseos para el próximo año

Una conversación franca y abierta de Puntodincontro con el Embajador de Italia en México, Luigi De chiara, cuyo texto completo se transcribe a continuación:

En el contexto de los efectos de la pandemia, para la Embajada de Italia en México y para las relaciones entre los dos países, 2020 fue ¿un año improductivo y de aplazamientos, un año difícil o un año de oportunidades?

Ha sido un annus horribilis por la tragedia humana que resultó de la pandemia.

Sin duda fue un año difícil, porque también desde el punto de vista operativo, en la embajada hemos estado muy ocupados en brindar asistencia.

En síntesis, lo dividiría en dos fases: una fase de primavera, de marzo a junio, que nos vio principalmente comprometidos con el regreso de connacionales que se habían quedado varados en México, y - a partir de junio, pero aún hoy - con actividades de apoyo a los ciudadanos italianos residentes en México, algunos de los cuales se han visto afectados por el impacto económico de la pandemia.

No hablaría de un año improductivo porque, en primer lugar, la pandemia evidentemente ha creado nuevas oportunidades de colaboración bilateral, que hemos aprovechado adecuadamente como debe hacerse entre dos países amigos como México e Italia.

Organizamos una serie de webinars que creo que han sido de gran utilidad para las autoridades sanitarias mexicanas, con la participación no solo de representantes del gobierno federal, sino también de muchos médicos que trabajan en el territorio nacional a nivel estatal y local. Debido a que Italia fue el primer país en ser afectado por la pandemia fuera de China y que hubo un cierto retraso en comparación con México, claramente usamos la experiencia adquirida en el ínterin para ofrecerla al personal de salud mexicano y creo que en algunos casos ha habido intercambios de experiencias muy ricos.

También hubo iniciativas más específicas: con motivo de la celebración virtual de la fiesta nacional italiana donamos a México, al Conacyt, un prototipo de respirador que se había desarrollado en Italia con la colaboración del equipo Ferrari de Fórmula 1. El ventilador tiene cualidades de versatilidad y portabilidad ventajosas con respecto a los que se encuentran comercialmente en el mercado. Es un prototipo que se desarrolló en modalidad de código abierto, por lo tanto, sin derechos de propiedad intelectual, sin patentes, sin licencias y disponible gratuitamente para quienes quieran producirlo en México.

Luego se inició una actividad de colaboración con el hospital Spallanzani, que se dedica a la actividad de investigación sobre el desarrollo de una vacuna. Claramente no es una de las grandes iniciativas comerciales de las multinacionales farmacéuticas de las que se habla hoy, pero es una actividad de investigación, la de Spallanzani, que creo que podrá resultar útil en un futuro y con la cual México está plenamente asociado.

Por lo tanto, aun en el caso de adversidad como lo fue este año, pudimos generar nuevos testimonios de amistad y colaboración entre Italia y México y hemos continuado cooperando en todos aquellos campos que se prestan a operaciones conjuntas en este contexto.

Me refiero, por ejemplo, al apoyo italiano a la propuesta mexicana de resolución de la Asamblea General sobre los criterios de universalidad del acceso a una vacuna, una iniciativa muy importante. También hablo de nuevas expresiones de solidaridad, como con ocasión de los desastres naturales en Tabasco y Chiapas. Nosotros institucionalmente no podemos gastar dinero para la cooperación al desarrollo en un país miembro de la OCDE como México, pero nos dirigimos a la comunidad empresarial privada italiana y hubo numerosas contribuciones, una de las cuales, de Eni, recibió un reconocimiento formal con agradecimiento del Canciller Ebrard y de la cuenta de Twitter de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Ha habido contribuciones solidarias también de varias otras empresas italianas durante la pandemia. Por ejemplo, aquí en la Ciudad de México, Saipem donó una cantidad importante de cubrebocas a la administración de la ciudad, que fueron utilizados en actividades de asistencia a la población.

Sin duda fue un año en el que, sin embargo, nos vimos obligados a posponer a una fecha por definir, que dependerá de la evolución de la pandemia, la reunión de la Comisión Binacional, que es el órgano institucional para las relaciones políticas bilaterales, y también una importante misión empresarial. Ambas iniciativas debieron haberse llevado a cabo en México con la participación del ministro Di Maio. De hecho, cuando estalló la emergencia en Italia, la viceministra Sereni estaba de visita aquí para preparar estos dos importantes eventos. Estas son citas solo aplazadas, no canceladas, que esperamos poder programar pronto con una fecha segura, pero mientras tanto hubo una llamada telefónica entre el ministro Di Maio y el secretario Ebrard, que creo que fue el primer contacto que nuestro canciller tuvo con un exponente político de un país latinoamericano.

También hubo otras ocasiones. Durante la estancia de la esposa del presidente López Obrador en Italia, Beatriz Gutiérrez, el presidente de la República Italiana accedió a tener una entrevista con ella durante la cual Italia fue invitada a la importante triple celebración del próximo año.

Mañana por la mañana (ayer, nota del redactor) tendremos una reunión entre los grupos parlamentarios de amistad en México e Italia, tras la formación de un grupo interparlamentario en el Parlamento italiano. Es una reunión importante, porque puede sembrar y sentar las bases de actividades futuras. El grupo de amistad italiano en México está ubicado en la Cámara de Diputados, cuya composición será renovada en las elecciones de junio del próximo año, por lo que era importante para nosotros realizar un primer encuentro, para que cuando se elija la nueva cámara Baja mexicana tendremos un punto desde el que retomar las conversaciones de inmediato.

Todos aprendimos nuevas formas de trabajar. Los eventos virtuales casi diarios en los que participamos aquí y otros en los que participó México en Italia fueron realmente innumerables.

Entre todos ellos solo menciono uno, realizado con motivo del Festival del Desarrollo Sostenible, que este año se internacionalizó con la organización de algunos eventos fuera de las fronteras italianas por parte de embajadas y consulados. Tuvimos un seminario de dos días aquí, que vio al TEC de Monterrey como el principal colaborador del lado mexicano, pero también asistieron autoridades federales, como el exjefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, y la Subsecretaria Marta Delgado de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Fue el evento que tuvo el récord de participación, entre los organizados por el TEC, hasta la fecha en que tuvo lugar, lo cual nos llenó de satisfacción.

Esta nueva modalidad también será importante para las iniciativas de diplomacia pública que estamos planeando en vista de dos momentos importantes del liderazgo de Italia en 2021. El primero es la copresidencia de la 26ª Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que este año no pudo celebrarse debido a la pandemia, y el segundo es la presidencia del G20, que será un momento sumamente complejo, pero también de suma importancia porque, dada la naturaleza del G20, probablemente será el foro internacional más efectivo, no solo para la lucha contra el Covid, sino también para la reconstrucción económica post-Covid.

¿La decisión del gobierno mexicano de cancelar los fideicomisos tendrá consecuencias para las actividades que Italia y México realizan o planean realizar de manera conjunta?

Espero que no. La decisión de cancelar los fondos fiduciarios sectoriales mexicanos se tomó ejerciendo la soberanía gubernamental y también fue ratificada por el Congreso. Lo que se ha manifestado reiteradamente durante la adopción de esta decisión es que se cambian los mecanismos, que según el gobierno mexicano eran poco transparentes y propensos a la corrupción, pero no habrá efecto sobre los fondos recibidos por las distintas instituciones beneficiarias de los fideicomisos, por lo que la colaboración científica y tecnológica, que es un pilar importante de las actuales relaciones bilaterales de México, no debe verse afectada.

Aún no hemos iniciado conversaciones con el Conacyt, una de las instituciones líderes del lado mexicano en la colaboración bilateral, ya que ha estado sumamente ocupado con el manejo de la pandemia. Sin embargo, hemos establecido contacto con AMEXCID, que es la contraparte institucional del protocolo de colaboración bilateral, y apenas la semana pasada en una primera reunión se estableció que los proyectos en curso que no han concluido tendrían la oportunidad de extenderse por un año, considerando que en 2020 se pudo hacer muy poco, y quedamos de reunirnos pronto para establecer los métodos y temas de una nueva temporada de convocatorias de proyectos bilaterales para el trienio 2022-2024. La respuesta es que nada se ha detenido hasta este momento y esperamos firmemente que la colaboración se pueda renovar durante los próximos tres años.

El gobierno mexicano ha expresado su intención de pedir en préstamo a Italia el Código Florentino —una de las fuentes más importantes para la historia del México prehispánico y de los primeros años de la conquista española— con motivo de la celebración de los tres aniversarios que se producen en este país en 2021. ¿Hay posibilidades de que se acepte la solicitud? En caso positivo, ¿incluiría el préstamo los tres volúmenes que contienen los 12 libros del Código? ¿Cuáles son las contraofertas?

No tengo posibilidad de responder. El gobierno mexicano no solo ha expresado su intención de pedir prestado el Código Florentino, sino que el presidente López Obrador ya envió una carta sobre el tema al presidente Mattarella. La Embajada de México en Italia y el ministerio de Cultura están discutiendo el tema, que no es competencia de la Embajada de Italia en México. Creo que es prerrogativa de los mismos institutos que guardan estos textos verificar la posibilidad de que sean prestados y que puedan viajar. Que yo sepa, aún no se ha dado respuesta.

Lo que sí puedo decir es que aquí en México estamos trabajando en un programa de actividades, que esperamos sea posible organizar en forma presencial, que incluye varias citas diseñadas específicamente para el triple aniversario del próximo año. Entre ellas, seminarios históricos sobre las relaciones entre Italia y México, que fueron intensas incluso durante el período de la conquista, porque una serie de textos de la época, que no encontraron suficiente interés en España, llegaron a Italia donde, en cambio, atrajeron mucha atención y desde entonces han sido cuidados y preservados. Uno de los seminarios será precisamente sobre el Código Florentino.

Además, ya habíamos planeado para este año —pero como la presencia es importante lo pospusimos para 2021— un seminario internacional sobre el Tesoro Mexicano, o más precisamente el Rerum Medicarum Novae Hispaniae Thesaurus, un texto de extraordinaria importancia sobre la fauna y la flora del Nuevo Mundo que aún hoy es de gran interés y referencia histórica.

Por lo tanto, más allá de la solicitud de los textos que se está gestionando en Italia, aquí en México por parte de la Embajada habrá el ofrecimiento de una serie de conferencias que vemos no como un evento nuestro, sino respecto de las cuales nos gustaría que hubiese una asociación formal por parte de las autoridades mexicanas en el marco de las celebraciones del 2021.

A pesar de las recomendaciones del gobierno italiano de no viajar al extranjero, ¿sigue habiendo llegadas de turistas provenientes del Bel Paese a México y problemas relacionados con su regreso a Italia?

Me parece que el gobierno italiano está más que recomendando a los ciudadanos italianos no solo que no vengan a México, sino que no abandonen el territorio nacional. Estamos en una fase crítica de la pandemia y todavía tenemos meses difíciles por delante, aunque ya vemos claramente la luz al final del túnel.

Por supuesto, el gobierno italiano ni siquiera necesita recomendar, creo que muchos compatriotas han ejercido el autocontrol, especialmente en el marco de las vacaciones de fin de año. Hemos registrado un descenso significativo en las llegadas de turistas. No creemos en la actualidad que haya problemas para regresar a Italia, también porque si los turistas llegan a México sin boleto de regreso son enviados de vuelta y es poco lo que la Embajada puede hacer.

Actualmente las compañías que aseguran los contactos con México son fundamentalmente Air France, KLM, Lufthansa e Iberia, además de Alitalia con Delta a través de los Estados Unidos. Son vuelos regulares y no prevemos que se produzcan interrupciones. Por lo tanto, en resumen, el flujo de turistas italianos a México ha disminuido enormemente y no prevemos que se repitan los problemas que ocurrieron a principios de este año para la repatriación. Realmente no esperamos que haya ningún problema.

El Dr. Marco Marica acaba de concluir su misión en el Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México. ¿Cuándo se espera que se nombre y llegue un nuevo director?

Aprovecho para agradecer a Marco Marica, quien hizo un excelente trabajo dirigiendo el Instituto de Cultura y también fue muy bueno transformando las actividades, me refiero principalmente a los cursos. Durante la pandemia, las clases presenciales se convirtieron en virtuales y el Instituto no perdió alumnos, por el contrario, los inscritos aumentaron.

Son experiencias que también serán válidas para el futuro, tras la vuelta a la normalidad: las lecciones virtuales serán una constante en la oferta no solo del IIC, sino también de la Sociedad Dante Alighieri.

El nuevo director será Gianni Vinciguerra. Es un regreso, porque ya estuvo aquí en México por un período, luego tuvo una importante experiencia dirigiendo el Instituto de Cultura en Estambul, por lo que el conocimiento previo y la experiencia adquirida estoy seguro que garantizarán una gestión exitosa y satisfactoria en los próximos años. Dado que se acaba de oficializar el nombramiento, todavía no sabría decir cuándo llegará. Mi esperanza es que sea lo antes posible, porque el año que viene tenemos un programa de actividades bastante importante.

¿Quiere enviar un mensaje a la comunidad italiana en México con motivo de las celebraciones de fin de año?

Esta seguirá siendo una Navidad particular, una Navidad que esperamos sea el comienzo del fin de una pesadilla. Es una Navidad que quizás podamos apreciar más, precisamente por la experiencia de este año de Covid. Mi deseo es que todos los italianos que residen en México puedan pasar unas vacaciones lo más tranquilas posible, mirar al futuro con optimismo, arremangarse y volver a ser un componente dinámico y activo de la comunidad mexicana.

La Embajada nunca cerró, salvo muy pocos días con motivo de dos presuntos casos de contagio que nos obligaron a tomar medidas cautelares. Seguiremos abiertos también durante las vacaciones y seguiremos estando disponibles, dentro del alcance de nuestras capacidades y posibilidades, para satisfacer cualquier solicitud.

Realmente deseo una Navidad verdaderamente tranquila a todos los italianos en México con la esperanza de que 2021 no solo sea mucho mejor, sino un año de recuperación y regreso a la actividad.