Italia participa en la misión lanzada hoy para desviar un asteroide

liciacubeinmissione

Ore 10.22 – Fue lanzada a las 12.20 de la madrugada (hora de México) Dart, la primera misión para intentar desviar un asteroide. Tras su salida de la base de Vandenberg en California a bordo de un cohete Falcon 9, comenzará un largo viaje de más de 10 millones de kilómetros, en 11 meses, para impactar y desviar un objeto de 170 metros de diámetro. Double Asteroid Redirection Test será un experimento para evaluar la capacidad humana de modificar la ruta de un cuerpo rocoso en el sistema solar. Italia participa con LiciaCube, el microsatélite que filmará el impacto para evaluar su éxito.

La nave espacial se separó con éxito de la última etapa del Falcon 9 y ahora viaja gracias al empuje recibido por el lanzador y por su sistema de propulsión eléctrica. La participación del Bel Paese está coordinada por la Agencia Espacial Italiana (ASI) con el Instituto Nacional de Astrofísica (Inaf), la Universidad de Bolonia, la Universidad Politécnica de Milán, la Universidad Parthenope de Nápoles y el Consejo Nacional de Investigación (Cnr).

Dart impactará el asteroide Dimorphos a 21,000 kilómetros por hora para intentar cambiar su trayectoria. «Con Dart evaluaremos por primera vez nuestra capacidad para modificar la órbita de un asteroide potencialmente peligroso», comentó Giorgio Saccoccia, presidente de la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Son innumerables las ocasiones en las que el cine y la literatura han basado sus historias en cometas o asteroides en curso de colisión con la Tierra, proponiendo soluciones más o menos realistas para salvar el planeta. Ahora, por primera vez, estas ideas se pueden convertir en realidad. Aunque remoto, existe el peligro de impacto con grandes cuerpos celestes y por ello algunas agencias espaciales están desarrollando los primeros proyectos de defensa.

LiciaCube, el microsatélite íntegramente italiano construido en Turín por Argotec, transmitirá y registrará los últimos momentos de Dart en tiempo real y posteriormente medirá sus efectos sobre el asteroide. «Su papel será muy importante para el éxito de la misión» —explicó Saccoccia— «y son muchos los retos tecnológicos que hemos tenido que enfrentar, porque tendrá que administrar de forma independiente las fases operativas y las diversas situaciones posibles que encontrará».

10 días antes del impacto, LiciaCube se separará de Dart para desplazarse —navegando de forma autónoma— a unos 50 kilómetros de distancia y filmar la colisión con sus 2 cámaras Leia (Liciacube Explorer Imaging for Asteroid) y Luke (Liciacube Unit Key Explorer). Será el satélite italiano que operará más lejos de la Tierra y será controlado por un equipo coordinado por Elisabetta Dotto del Instituto Nacional de Astrofísica.