Un convoy ruso avanza hacia Kiev

Un convoy ruso avanza hacia Kiev

01:01 hrs. – Las fuerzas rusas se dirigen en estas horas hacia Kiev con un convoy de vehículos militares de más de 60 kilómetros de largo, mientras el Gobierno ucraniano denuncia ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que Moscú comete crímenes de guerra en el país.

Putin, sin embargo, no se detiene y tras el estancamiento de las primeras negociaciones de paz en Bielorrusia parece intensificar los bombardeos.

Las imágenes del imponente convoy ruso provienen de satélites de Maxar Technologies que, además de documentar el avance ruso con decenas y decenas de vehículos alineados uno detrás de otro, también muestran columnas de humo saliendo de casas aparentemente en llamas a lo largo de la ruta, según informa CNN.

Las imágenes se suman a las de un vídeo difundido en las últimas horas por The Guardian de una base militar en llamas en Brovary, 25 km al noreste de Kiev, tras un ataque ruso.

Mientras tanto, la capital vive aterrorizada: Kiev está bajo un ataque «continuo», dijo a CNN el alcalde Vitali Klitschko, quien subrayó que la ciudad podría resistir a las fuerzas de Moscú «durante mucho tiempo». «Escuchamos las explosiones cada hora anoche, toda la noche y durante los últimos cuatro días» —continuó el ex campeón de boxeo de peso pesado y alcalde de Kiev desde 2014— «Los habitantes están muy nerviosos, pasan mucho tiempo en los búnkeres».

Esta mañana sonaron las sirenas de alarma en numerosas ciudades mientras el país se prepara para otro día de bombardeos: según informa el Kiev Independent, las sirenas están sonando en estas horas en Rivne, al oeste de Kiev, Ternopil (oeste), Vinnytsia (centro) y Volyn (noroeste). Y mientras la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, pide en un tuit la retirada inmediata de las tropas rusas, la parlamentaria ucraniana Kira Rudik asegura que las negociaciones de ayer con Moscú han desembocado en cambio en «ataques aéreos más intensos» contra Kiev.

Pocas horas después, el alcalde de Kherson, en el sur del país, anunció que las fuerzas rusas ya estaban a las puertas de la ciudad.

El primer ministro británico, Boris Johnson, por su parte —antes de su viaje esta mañana a Polonia y Estonia— informa que el Reino Unido «seguirá ejerciendo la máxima presión» sobre Rusia y promete que el presidente Vladimir Putin sentirá las «consecuencias» de su invasión. Llegan promesas tambiés desde los Estados Unidos, donde el secretario de Estado, Antony Blinken, aseguró que Washington impondrá más sanciones a Rusia y enviará más armas a Kiev. Mientras tanto, Australia ha anunciado que enviará misiles y municiones a Ucrania como parte de un paquete de ayuda militar de 50 millones de dólares, así como otros 25 millones de dólares en ayuda humanitaria.

Brasil, por su parte, trabaja en un «pasaporte humanitario» para acoger a los refugiados ucranianos y Kiev se muestra satisfecha con la decisión de la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI) de iniciar una investigación sobre la invasión (ANSA).

Patronato ITAL Messico