Italia y el salario mínimo

Italia y el salario mínimo

12:36 hrs. - La directiva sobre el salario mínimo será probablemente aprobada hoy en la noche —al término de las negociaciones entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo de la Unión Europea— y presentada mañana en una rueda de prensa. Luego dependerá del «gobierno y los interlocutores sociales en Italia decidir la importancia» de introducirla, dijo el comisario del Trabajo de la UE, Nicolas Schmit. Esto se debe a que el acto legislativo —destacan las tres instituciones— no establece una retribución básica común para todos y mucho menos una obligación. En cambio, pretende «establecer un marco para fijar ingresos mínimos adecuados y justos», respetando las diferentes tradiciones de los Veintisiete para garantizar «un nivel de vida digno"», reducir las desigualdades y poner fin a los contratos precarios y piratas.

Italia se encuentra actualmente entre los seis países de la UE —junto con Austria, Chipre, Dinamarca, Finlandia y Suecia— que aún no cuentan con una regulación al respecto. En el resto de Europa, según los últimos datos de Eurostat, el salario mínimo oscila entre los 332 euros mensuales en Bulgaria y los 2,257 euros en Luxemburgo.

El régimen no será dañino para la creación de puestos de trabajo y el empleo, explicó Schmit. Es más, lo contrario ha sido «demostrado», por ejemplo por Alemania, que hace unos días revisó al alza el umbral mínimo, aumentándolo de 9.82 euros la hora a 12 euros (+22,2%).

Los eurodiputados proponen dos posibilidades para lograr el objetivo: un salario mínimo legal (el nivel de remuneración más bajo permitido por la ley) o la negociación colectiva entre los trabajadores y sus empleadores.

Entre los criterios sugeridos para establecer salarios mínimos legales, la UE incluye el nivel general de salarios brutos, su distribución y tasa de crecimiento, la evolución de la productividad laboral y el poder adquisitivo.

«Los salarios mínimos legales se actualizarán periódicamente. Su importe también podrá ser ajustado mediante mecanismos automáticos de indexación», se lee en el texto. Los ministros acordaron una serie de medidas para mejorar el acceso efectivo a la protección garantizada por el salario mínimo para quienes tienen derecho a él: controles e inspecciones adecuadas, información de fácil acceso sobre la protección garantizada por el salario mínimo, una referencia a las normas vigentes en materia de licitaciones públicas, el derecho de recurso y sanciones para los empresarios incumplidos.

«No podemos ignorar el hecho de que muchos empleados están sufriendo por el costo de la vida», destacó Schmit, invitando a «un enfoque equilibrado». Sin olvidar que las protecciones, incluyendo el salario mínimo, deberán extenderse a los trabajadores que realizan entregas a domicilio y, de manera más general, al grupo de los “invisibles”.

En Italia, el tema divide a las fuerzas políticas que apoyan al gobierno de Mario Draghi. El Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático presionan para que se apruebe, pero el centroderecha piensa lo contrario: «El salario mínimo por ley no es bueno, porque va en contra de nuestra historia cultural de relaciones laborales. El salario no puede ser regulado, sino que debe corresponder a la productividad», dijo el ministro de la administración pública Renato Brunetta en su discurso en el Festival de Economía de Trento.

ENIT - Agenzia Nazionale del Turismo
Patronato ITAL Messico