La Asociación Italiana de Asistencia en México

17:38 hrs. – Durante la sesión del Comité de Italianos en el Exterior (Com.It.Es.) del jueves 2 de septiembre, los consejeros presentes analizaron la solicitud de una contribución de 20,000 euros enviada por la Asociación Italiana de Asistencia I.A.P. (AIA) al Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional a través de la oficina consular de la Embajada de Italia en México.

La opinión de los Com.It.Es. sobre las solicitudes de contribuciones emitidas por los órganos de gestión es obligatoria, pero no vinculante para el gobierno italiano.

Durante la sesión, Regina Casalini, presidente honoraria de la AIA, ilustró algunas de las características del funcionamiento de la asociación, establecida a principios del siglo XX, comentando al principio la situación provocada por la pandemia Covid-19.

«El número de servicios de asistencia completados por la AIA se ha duplicado desde el inicio de la pandemia y las cifras correspondientes a agosto de 2021 indican que todavía estamos en los mismos niveles que el año pasado, por lo que seguimos operando con una carga de trabajo mucho más alta en comparación a 2019 y los años anteriores».

«La pandemia ha afectado [económicamente, nota del redactor] a muchos italianos y a sus familiares y descendientes en México, por lo que las solicitudes recibidas han aumentado considerablemente».

«Sin el apoyo de la Embajada no habríamos podido hacer frente a esta situación, ya que en los últimos 19 meses nuestros ingresos se han visto afectados significativamente por la imposibilidad de llevar a cabo los eventos de recaudación de fondos que antes eran una de las principales fuentes de financiamiento».

«Todavía tenemos algunas esperanzas de poder llevar a cabo el tradicional Mercatino di Natale a finales de 2021, pero las últimas cifras relativas a contagios, hospitalizaciones y víctimas no apuntan a un futuro muy optimista».

A pedido del tesorero Alberto Dose y con el objetivo de difundir información a la comunidad italiana en México sobre las funciones y actividades de la AIA, Casalini explicó: «La AIA opera según un modelo de intervención que incluye puntos bien definidos».

«El primero de ellos es el de asistencia general que, además de varios servicios, proporciona una dispensa mensual que entregamos mediante una tarjeta válida en los supermercados, ya que la AIA no puede ofrecer subvenciones en efectivo. La marca que utilizamos es Edenred, pero hay varias».

«Todas las actividades deben estar documentadas con facturas, nuestra contabilidad es completamente transparente y estamos supervisados ​​por la Junta de Asistencia Privada (JAP), el organismo de gobierno de la capital que controla y apoya las actividades que realizan las 400 Instituciones de Asistencia Privada de la Ciudad de México, entre las cuales la AIA cuenta con el número de registro 36. La JAP recibe todos nuestros informes mensualmente».

«El segundo punto es el de la salud. Ayudamos con medicamentos y orientamos a nuestros asistidos en el ámbito de los servicios de salud. También ofrecemos talleres de psicología, que pueden ser individuales o grupales, y que han sido muy importantes durante la pandemia, porque todos hemos padecido el confinamiento obligatorio».

«El tercer punto de nuestro modelo de intervención es el desarrollo entre nuestros asistidos de competencias específicas orientadas a la realización de un oficio, ya que muchos de ellos no tienen la oportunidad de integrarse en el mundo laboral».

«El cuarto y último punto está relacionado con las plazas disponibles en el Cementerio Italiano, administrado por la AIA desde finales del siglo pasado y ubicado en el interior del Panteón de Dolores de la Ciudad de México».

«Los candidatos a ser asistidos por la AIA son ciudadanos italianos residentes en México, junto con sus familiares y descendientes incluso sin ciudadanía, mientras que el apoyo que ofrece la Embajada de Italia en México está dirigido a los connacionales», concluyó.