Entrevista al Embajador de Italia en México, Luigi De Chiara

15:52 hrs. – A los pocos días de regresar del viaje en el que acompañó al gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en la segunda etapa de su visita a Europa con escala en Lombardía y las Langhe, entrevistamos al embajador de Italia en México, Luigi De Chiara.

¿Cómo le fue en su viaje a Milán y a Alba con el gobernador Rodríguez Vallejo? Además de las iniciativas anunciadas de Pirelli, Ferrero y Grupo Proma, ¿hay otros proyectos en el horizonte?

El viaje estuvo francamente muy bien, porque sirvió para consolidar la alianza con algunas empresas importantes, como Pirelli y Ferrero, que en realidad ya tienen una relación bastante sólida con México, habiendo estado presentes desde hace algún tiempo en el Estado de Guanajuato.

Además, hubo nuevos contactos, por ejemplo el grupo Proma, pero también la última empresa visitada, ITT Motion Technologies, [cuyo centro operacional tiene sede en el área de Cuneo, nota del redactor] que ampliará su presencia en México, especialmente desde el punto de vista de la investigación y desarrollo de nuevos productos. Fue una confirmación, por tanto, del buen estado en el que se encuentran empresas que ya operan en Guanajuato desde hace algún tiempo, así como de la llegada de nuevas compañías.

Un aspecto que me complace resaltar es que hubo momentos, como la presentación en Assolombarda, que sirvieron para dar a conocer a México y disipar algunos mitos. Los ejemplos incluyen el hecho de que Ferrero está invirtiendo en responsabilidad social con programas de educación física en escuelas públicas y la posibilidad de colaboración en los campos cultural y artístico con la Fundación Pirelli HangarBicocca.

La visita no fue solo de carácter económico: el gobernador Rodríguez Vallejo quiere desarrollar la vocación turística de su Estado, por eso lo acompañamos durante medio día en las Langhe, cuna de la uva Nebbiolo y del vino Barolo y exitoso modelo turismo enológico y gastronómico.

Creo que fue una experiencia muy instructiva para el gobernador y le mostró que Italia no solo busca la conveniencia comercial, sino un verdadero intercambio igualitario, que es la base de cualquier asociación sólida y robusta y que quizás marca la diferencia con la actitud de otros países.

¿Cómo van los preparativos para la reunión de la comisión binacional? ¿Existe ya una fecha tentativa? ¿Un programa provisional? ¿Han iniciado ya los contactos para preparar la misión empresarial italiana que visitará México?

Son preparativos perennes, porque siempre dependen de la situación de emergencia sanitaria. Los ministros Di Maio y Ebrard se reunieron en la junta del G20 en Matera un poco antes del verano y también tuvieron una reunión bilateral, donde reafirmaron la idea de convocar la Comisión binacional lo antes posible.

Sin embargo, la situación de emergencia sanitaria aún no está totalmente controlada y gran parte de la energía de ambos gobiernos sigue centrada en la pandemia. Los dos países tienen plazos y problemas bastante importantes, entre ellos Afganistán, la situación en el Mediterráneo, la triple celebración en México, las citas de la agenda de la CELAC y para nosotros del G20 que no nos permiten concentrar energías en fijar una fecha, pero espero que en un período que va desde el inicio del próximo año, hasta el final de la primavera, el encuentro finalmente sea posible.

La agenda ya existe: los sectores de la cooperación bilateral son los de la política, la economía, el comercio, el ámbito jurídico, la seguridad, la cultura, la ciencia y la tecnología y en ellos trabajamos a diario con iniciativas colaborativas, nuevas y existentes.

En cuanto a la misión empresarial, me gustaría mucho que pudiera tener lugar en un contexto libre de problemas de salud, para evitar tener que renunciar a todo el potencial de una oportunidad de este tipo.

Desde este punto de vista tengo bastante confianza, porque los signos de una reanudación de los intercambios bilaterales se multiplican, no solo virtuales, sino también presenciales.

Antes de la reciente visita del gobernador de Guanajuato a Italia, recibimos en México a una delegación de la Feria de Bolonia que invirtió en Guadalajara y que regresará por tercera vez el próximo mes.

En la Embajada somos conscientes del crecimiento en el número de visitas de los operadores económicos italianos en México y, a partir de las solicitudes de información que recibimos sobre el ingreso a Europa, también vemos que hay una recuperación y un aumento progresivo de los viajes de mexicanos a la UE y a Italia, no solo por motivos turísticos.   

¿Cuál es la situación de las empresas italianas del sector energético en México luego de los cambios legislativos introducidos por el gobierno del presidente López Obrador?

En el contexto de todas las empresas italianas, comenzaría con ENI, que tiene una relación muy positiva con México y su gobierno. Hace unas semanas tuve el placer de participar virtualmente en la ceremonia de botadura de la nueva embarcación procesadora de petróleo [una FPSO, floating production storage and offloading, nota del redactor] que se utilizará en el campo Mitzón antes de que concluya este año. Además, ENI sigue descubriendo yacimientos de cierta importancia que entrarán en producción en el futuro.

En el sector de las energías renovables, sabemos muy bien que hay una situación en la que, en este momento, el gobierno federal mexicano y las empresas nacionales y extranjeras que operan en los sectores eólico y solar tienen posturas opuestas.

Ambas son legítimas, sería impensable que el gobierno no pueda decidir cuál es la política energética nacional, pero también es impensable que las empresas que firmaron contratos bajo ciertas condiciones no tengan la posibilidad de proteger sus derechos hasta el nivel de exigir un arbitraje internacional.

Espero y creo que pueda surgir una situación en la que el gobierno y las empresas se sienten alrededor de una mesa y encuentren una solución de satisfacción mutua.

Creo que esto también puede pasar porque —viendo los datos relacionados con el aumento de las necesidades energéticas de México, tanto en el consumo de los hogares como en el sector industrial— honestamente no me parece que haya otra opción en el corto o mediano plazo. Dudo que la CFE pueda construir centrales térmicas en un tiempo récord, por lo que en el futuro probablemente sea la evidencia misma la que convenza a ambas partes de acordar un camino común a seguir.

¿Existe realmente la posibilidad de realizar la 3ª fase de las pruebas de la vacuna italiana Reithera en México como se anunció?

Me parece difícil opinar al respecto, porque todo dependerá de la evolución de la investigación, la producción y los costos en el campo de las vacunas, por un lado, y de la evolución del virus y sus variantes por otro.

Probablemente exista la posibilidad y existan las condiciones para permitir que el desarrollo de la vacuna Reithera vuelva a tener plena vigencia en Italia. Al no ser técnico ni experto, me abstengo de hacer valoraciones.

¿Cómo les fue en la reunión de la semana pasada en preparación para Youth4Climate, el encuentro de jóvenes de todo el mundo que se celebrará en Milán del 28 al 30 de septiembre y que precederá la Conferencia de las Partes COP26 en Glasgow?

Participé y, para mí, siempre es un gran placer porque es un sector con el que he tenido la oportunidad de tratar varias veces en mi carrera profesional. Cualquier oportunidad de encuentro e intercambio de opiniones con jóvenes y estudiantes es siempre bienvenida.

También es muy tranquilizador, porque noto en los estudiantes mexicanos —y esto es una constante de mis contactos con ellos— una gran vivacidad y, sobre todo, una muy alta conciencia de los problemas relacionados con los desafíos globales que enfrenta el planeta en este momento.

Hablando con los jóvenes mexicanos tengo buenas esperanzas para el futuro de este país, porque entre ellos hay mucha más conciencia y mucha más acción que la que hay en mi generación o en generaciones anteriores. Salió muy bien, fue muy interesante.

Se trata de actividades que realizamos para incrementar el interés, la información y la conciencia acerca de los encuentros internacionales que son importantes para impulsar la acción mundial a favor de la reducción del fenómeno del cambio climático. Hay instituciones con las que trabajamos, como el TEC de Monterrey y la Universidad de Monterrey, que están disponibles y preparadas.

Lo hacemos también porque este año Italia tiene un papel protagonista no solo en la presidencia del G20, sino también en la preparación, junto con el Reino Unido, de la COP26 que tendrá lugar en Glasgow y que será precedida por Youth4Climate y una reunión intergubernamental de preparación en Milán.

Se han convocado las elecciones de los Comites en el mundo y en México, pero aún no se ha difundido información sobre el número de connacionales que hasta el momento se han inscrito para ejercer su derecho de voto ¿Son demasiado pocos?

Yo no sería tan alarmista. Confieso mi desconocimiento, en el sentido de que no tengo los datos más recientes, y no creo que haya muchos inscritos hasta el momento, pero no sacaría conclusiones porque en cualquier caso hay tiempo hasta noviembre para ejercer la opción inversa por lo que los resultados en este momento son absolutamente parciales. Haremos un balance en dos meses y medio.

¿El consulado ya ha recibido información sobre las listas de candidatos que se presentarán en México?

No creo que haya habido ninguna información formal, [esta entrevista se realizó el miércoles 8 de septiembre, nota del redactor]. Escuché sobre la formación de al menos una lista y la fecha límite para enviar candidatos aún está muy lejos, pero creo que ciertamente habrá al menos una lista.

¿Habrá algún cambio en las restricciones impuestas por Italia a la entrada de turistas de los países de la Lista E, entre los cuales se encuentra México?

Debería tener una bola de cristal, ya que estas son decisiones que se toman sobre la base de datos de monitoreo global.

Claramente es mucho más complejo que antes entrar en Italia o en territorio Schengen, así como es complejo viajar internacionalmente en este momento en todas las latitudes.

Esto no quiere decir que esté cerrado: existen —como se especifica en los distintos documentos de la Presidencia del Consejo de Ministros— diversas razones que justifican la entrada de ciudadanos mexicanos y de otros países de la lista E en territorio Schengen o Italia. Debo decir que no hemos recibido ninguna protesta particular de los mexicanos sobre la imposibilidad de ingresar a Italia.

¿Cuáles son los puntos importantes en la agenda del Embajador de Italia en México para los últimos 4 meses de 2021?

Tenemos una actividad diaria que nos mantiene en el trabajo de manera constante sin tener que inventarnos metas.

Seguiremos trabajando en la preparación de la Comisión binacional: hay algunas iniciativas muy interesantes que espero que maduren antes de la reunión.

Estamos negociando un memorando de entendimiento para la colaboración entre el Arma dei Carabinieri y la Guardia Nacional ya que los Carabinieri son el modelo sobre el que se concibió esta organización y tenemos actividades en las que somos especialistas reconocidos internacionalmente, como la protección del patrimonio cultural o la represión del daño ambiental. Además, recientemente iniciamos pláticas para la estipulación de un convenio de colaboración con la Unidad de Inteligencia Financiera liderada por Santiago Nieto que ve con gran interés la experiencia de la Guardia di Finanza italiana en la lucha contra el lavado de dinero y contra la elusión y evasión fiscal.

Son innumerables los temas en los que trabajamos a diario y también existe una agenda semi-bilateral que se deriva del hecho de que, ocupando la presidencia del G20, en los últimos meses muchos miembros del gobierno mexicano se han ido a Italia para reuniones y esta tendencia continuará en los próximos dos o tres meses hasta la cumbre que tendrá lugar a finales de octubre en Roma. La próxima Secretaria de Estado que irá a Italia será la titular de Economía Tatiana Clouthier para la reunión en Sorrento de los responsables comerciales.