México contra los fabricantes de armas en EU

04:47 hrs. – Avanza la demanda que el gobierno de México ha abierto contra algunos fabricantes de armas con sede en los Estados Unidos, incluyendo Beretta U.S.A., filial de la empresa italiana Fabbrica d'Armi Pietro Beretta S.p.A..

El país latino ha acusado a las empresas de un comportamiento «negligente» en las operaciones de venta, que alimenta más o menos directamente los suministros a las bandas criminales que hacen estragos en su territorio.

La Corte Federal del Distrito de Massachussets aceptó el cronograma propuesto por las partes para presentar sus respectivos alegatos: las empresas estadounidenses tendrán hasta el 22 de noviembre de 2021 para exponer sus razones, informa la Cancillería mexicana citando el dispositivo de la Corte.

El gobierno mexicano tendrá hasta el 31 de enero de 2022 para presentar la réplica, mientras que el 28 de febrero de 2022 expirará el plazo asignado a los fabricantes de armas para las contrarréplicas.

México es rehen de la violencia provocada por los cárteles de la droga que luchan entre sí, incluso matando a civiles. En los últimos 15 años, los asesinatos se han triplicado.

La situación, afirma el gobierno mexicano, es impulsada, en parte, por las armas estadounidenses y las leyes laxas sobre su control.

Según el gobierno de Estados Unidos, el 70 por ciento de las armas recuperadas al sur de la frontera proviene de EU. El poder ejecutivo de México —cuyas leyes sobre posesión de pistolas, rifles y ametralladoras son muy restrictivas— sostiene que la cifra se acerca al 90 por ciento.

A principios de agosto México presentó una demanda contra 11 fabricantes en Estados Unidos, —Beretta U.S.A. Corp., Smith & Wesson Brands, Inc., Barrett Firearms Manufacturing, Inc., Colt's Manufacturing Company LLC, Glock Inc. y varios otros— acusándolos de facilitar conscientemente la venta a los cárteles de la droga.