La polémica por la disculpa del Papa a México

16:27 hrs. – A la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no le gustaron las palabras con las que el Papa Francisco se disculpó por los «errores cometidos en el pasado» por la Iglesia en México, escritas en una carta a los obispos con motivo del bicentenario de la independencia del país latinoamericano.

«Me sorprende que un católico que habla español hable así de nuestra herencia, que fue precisamente la de traer el español y, con las misiones, el catolicismo y por ende la civilización y la libertad al continente americano», dijo Díaz a los periodistas de Estados Unidos donde lleva a cabo una gira política.

Según Vatican News, Francisco había definido el bicentenario de la independencia mexicana como una «oportunidad propicia para fortalecer nuestras raíces y reafirmar los valores que nos construyen como nación»; destacando que «fortalecer nuestras raíces requiere una reinterpretación del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han moldeado la historia del país». Una relectura que pasa por «un proceso de depuración de la memoria, es decir, el reconocimiento de errores cometidos en el pasado, que fueron muy dolorosos».

«Desde la misma perspectiva, no podemos tampoco ignorar las acciones que, en tiempos más recientes, se han cometido» —explica el Papa— «contra el sentimiento religioso cristiano de gran parte del pueblo mexicano, provocando profundos sufrimientos».

En respuesta a preguntas sobre la declaración de Díaz, su portavoz Enrique Osorio dijo que la «infalibilidad» del pontífice está en «cuestiones teológicas y éticas», mientras que en este caso «estamos hablando de historia».

Robert Mickens, editor en jefe de la publicación católica La Croix International, entrevistado por The Guardian, respondió a Díaz diciendo que Francisco no dijo nada «fuera de lo normal», porque el punto tratado en esa carta se refería al «trato a los indígenas» , un tema que el Papa trata desde hace mucho tiempo».

En los últimos días, Díaz ya había atacado a los movimientos indígenas «populistas» presentes en toda América Latina, culpables de promover «una revisión simplista de la historia española». En particular, acusó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y a otros líderes regionales, de divulgar políticas encaminadas a «promover un indigenismo que es el nuevo comunismo». En marzo de 2019, López Obrador escribió al rey Felipe VI de España y al papa Francisco, instándolos a disculparse por los «abusos» del colonialismo.

También el partido de extrema derecha Vox, que apoya al gobierno de Díaz, se opone a esta revisión histórica. En una publicación en las redes sociales el mes pasado con motivo del 500 aniversario de la conquista de México, afirmó que España logró liberar a millones de personas del régimen sangriento y terrorista de los aztecas. [Estamos] orgullosos de nuestra historia».