Frida Kahlo, prorrogan hasta el 14 de noviembre la exposición en Sansepolcro

05:53 hrs. – El Ayuntamiento de Sansepolcro, Civita Mostre y Musei Diffusione Italia International Group decidieron ampliar la inauguración de la exposición sobre Frida Kahlo instalada en el Museo Cívico del municipio toscano de la provincia de Arezzo hasta el 14 de noviembre de 2021.

«Dado el éxito de los números y, sobre todo, la gran satisfacción de los visitantes, decidimos, junto con Opera Laboratori Fiorentini y Civita, prorrogar la exposición fotográfica sobre Frida Kahlo. Por eso, hasta el 14 de noviembre, continuará el homenaje de Sansepolcro a una artista, muy querida incluso por los jóvenes, que encarna uno de esos casos en los que arte y biografía se entrecruzan indisolublemente, haciendo único al personaje», declaró la directora del Museo Cívico, María Cristina Giambagli.

A través de un centenar de fotos, en su mayor parte originales, la exposición reconstruye los hechos de la vida de la artista mexicana, en busca de las razones que la han convertido en un ícono femenino internacional.

Las fotos de Frida fueron tomadas por su padre Guillermo durante la infancia y juventud de su hija y lpor algunos de los más grandes fotógrafos de su tiempo: Leo Matiz, Imogen Cunninghan, Edward Weston, Lucienne Bloch, Bernard Silbertein, Manuel e Lola Alvarez Bravo, Nickolas Muray, entre otros. En este extraordinario “álbum de fotos”, los sucesos a menudo dolorosos pero siempre apasionados de una vida se suceden, así como los amores, amistades y aventuras de Frida.

Se exhibe también un grupo de pequeñas fotografías íntimas de Frida, tomadas en formato Polaroid por el galerista Julien Levy.

El itinerario expositivo reconstruye el contexto en el que se afianza la personalidad de la pintora: es el México de principios del siglo XX, atravesado por una revolución que cambió su historia. La epopeya y el mito de la revolución mexicana quedaron grabados en la mente de Frida, alimentando su sentido de rebelión contra las convenciones e imposiciones de una sociedad fuertemente dominada por los hombres. La historia de la familia Kahlo tiene lugar en este contexto. Guillermo, su padre, era un fotógrafo profesional de origen alemán, que llegó a México en 1891 y pronto se enamoró del país que lo acogió. Su actividad se evidencia en algunas fotografías tomadas por encargo del gobierno austriaco, para documentar las iglesias de México construidas en la época colonial.

El lenguaje de Frida en la pintura es apasionado, visceral, caracterizado por la ausencia de hipocresía y por contenidos despiadadamente autobiográficos. Todo su trabajo es una forma de autoanálisis, en busca de la propia identidad y una razón para vivir. En sus numerosos autorretratos, la artista nacida en el barrio de Coyoacán de la capital mexicana no temía exponer sus debilidades y angustias. Junto a Frida suele retratarse Diego Rivera, el pintor y muralista con quien compartió una intensa y turbulenta relación, que abarcó la mayor parte de su vida. Pero también aparecen otros personajes, como Leon Trotsky y André Breton.

Finalmente, se exhiben algunos documentos, como el catálogo original de la exposición de Frida, organizada por André Breton en París, el primer “manifiesto de la pintura revolucionaria” firmado por Breton y Rivera, documentación fotográfica de su famosa Casa Azul y un gran cuadro creado por el pintor chino Xu De Qi que reproduce Las Dos Fridas. La exposición finaliza con un video que recoge las pocas imágenes filmadas de la gran artista mexicana.

El catálogo, curado por Vincenzo Sanfo, es publicado por Papiro Art. Los servicios de recepción en el museo y en exhibición son administrados por Opera Laboratori Fiorentini.