Francesca Valan en México: «Viajo por el mundo y robo colores»

06:47 hrs. – Durante la conferencia de prensa de inauguración de la quinta edición del Italian Design Day en la Ciudad de México —titulado “Proyecto y materia: nuevos desafíos para el reinicio sostenible del Made in Italy”— Francesca Valan, una de las diseñadoras de color más experimentadas a nivel internacional, se dirigió al público con una breve introducción.

«Doy las gracias a todos» —dijo— «por esta invitación. Desde hace muchos años quería venir a México, ya que Raymundo Sesma me ha contado mucho acerca de este país, así que estoy muy feliz de estar aquí».

«Soy diseñadora industrial y me dedico al diseño de colores, materiales y acabados, aunque pocas personas saben que existe esta especialidad».

Hacía varios meses que en el aula magna del Instituto Italiano de Cultura de Coyoacán no se veía una participación tan concurrida de invitados y prensa, atraídos por un evento que, después de la pausa en 2020, vuelve a llamar la atención en una de las mayores metropolis mundiales, en la que el diseño cobra cada vez más importancia.

«El color» —continuó Valan— «es un lenguaje que evoluciona y que cada cultura habla de manera diferente. Viajo por el mundo y robo los colores: utilizo un lector en el que tengo guardados, entre otros, los de la casa de Gandhi, los de la ciudad prohibida en el centro de Beijing y hoy también capturé las tonalidades de la casa de Diego Rivera».

«Intento entender cómo cada nación usa el color y luego lo transporto a los productos industriales, que deben reflejar las características de cada contexto. Si trabajo para una empresa alemana, utilizo el sistema alemán de forma funcional, si hago un yate para una empresa francesa, utilizo tintes franceses».

La conferencia de prensa fue presidida por Lorenzo Vianello, presidente de la Cámara de Comercio de Italia en México, Francesca Valan, Giovanni Luca Atena, director de la oficina de ICE en la Ciudad de México, Luigi De Chiara, embajador de Italia en México y Michele De Lucchi, diseñador, arquitecto y académico.

«El mensaje que vine a traer es que incluso el diseño puede contribuir a la sostenibilidad a través del color que, en el pasado se utilizaba para acelerar la vida de un producto: los ciclos se apresuraban para volver obsoletos los artículos. Hoy en día ya no podemos hablar de ciclos, ni siquiera de tendencias, sino que necesitamos encontrar colores que alarguen la duración y vivan mientras el producto viva, para que su vida visual sea la misma que la física. Para ello debemos partir de los colores icónicos y en los talleres en los que participaré en estos días hablaremos de la búsqueda de los colores icónicos de México».

«Los invito a todos a la exposición “Ornamento Semántico” organizada por Raymundo Sesma que será inaugurada el 22 de octubre a las 5 de la tarde en el Museo de Arte San Padro de la ciudad de Puebla, en la que participé como curadora de la sección italiana. Allí se comprenderá cómo el color del Bel Paese, nuestra cultura decorativa, no se puede contar, porque sería necesario ir a experimentarla. La Primavera de Sandro Botticelli, por ejemplo, puede ser la inspiración para la producción de un tejido, mientras que Tiziano, con su profundidad, puede sugerir otras aplicaciones. Goethe también visitó Italia antes de escribir la teoría del color. Leerla sería complicado, porque tiene miles de páginas, pero la exposición es una pequeña demostración».