Valentina Buzzurro, una actriz italiana en México

Valentina Buzzurro, una actriz italiana en México

06:08 hrs. – Tiene 21 años, nació en Agrigento, Italia, y llegó a México con su familia cuando tenía 8 años. Pero, a pesar de su corta edad, Valentina Buzzurro ya ha desempeñado papeles importantes en seis películas de pantalla grande, tres cortometrajes, cinco producciones de televisión, cinco series -para Netflix, Amazon Prime y BTF media- y tres videoclips.

Un currículum construido en los últimos 10 años a base de talento, preparación académica en la escuela de actuación La Casa Azul y mucho trabajo, enriquecido recientemente con un par de clases magistrales en Taormina, Sicilia, con Nicole Kidman y Oliver Stone.

Sin duda una realidad en la actualidad y una promesa para el futuro en el mundo del cine y la actuación.

La entrevistamos en la Ciudad de México, donde vive y trabaja.

¿Cómo empezó tu aventura en el mundo de la interpretación?

Tres años después de llegar a México, cuando estaba en la escuela primaria, tuve que tomar una decisión. Yo era clavadista y querían que firmara un contrato con el que me comprometía a ir durante cuatro años de lunes a sábado 4 horas diarias a entrenar.

Recuerdo haber dicho a mis padres que eso no era lo que quería hacer en la vida y que mi sueño era convertirme en actriz.

Ellos me apoyaron y, a las tres semanas de haber ingresado a la escuela de actuación, vinieron los productores de la película Viento Aparte a hacer un casting.

Me eligieron para interpretar al personaje principal, así que a partir de ese momento todo empezó a pasar muy rápido y pude comprobar que el mundo del cine, el teatro y la televisión era lo que realmente me interesaba.

Luego participé en el Señor de los cielos, una serie sobre el narcotráfico en México. Así comenzó una cadena de referencias en la que cada vez me invitaban a interpretar papeles en diversas producciones y trabajé en seis películas, una de ellas en Italia, titulada Aritmia con Gibrán Bazán, rodada en Siracusa y Agrigento, seguida de Olimpia, basada en los hechos de Tlatelolco en la Ciudad de México en 1968.

Con Televisa hice Vencer el desamor, mi primera “telenovela”, y Vencer el pasado. Más recientemente tuve un papel en la serie El Rey, la biografía de Vicente Fernández, que saldrá al aire en los próximos meses, y ahora estoy grabando otra para Netflix, de la que no puedo dar información. Antes de que termine el 2022 también participaré en una obra de teatro.

¿Cuál es la diferencia entre interpretar un papel en una telenovela y ser actriz en una producción cinematográfica?

Es muy diferente. En el cine todo es más natural y la cámara te sigue, mientras que en la televisión tienes que ser tú la que sabe dónde están las cámaras, teniendo cuidado de no tocar el micrófono y otros aspectos técnicos. Además, en las novelas el tono es mucho más melodramático, quizás más exagerado. La gente necesita saber lo que tienes en mente, a diferencia del cine, donde el contacto con el público se basa en la identificación con el personaje. Además, cuando se rueda una película, hago un máximo de siete escenas al día, mientras que en la televisión llego a hacer 35. Trabajo de lunes a sábado de 7 de la mañana a 11 de la noche.

¿En tu carrera te ha ayudado ser italiana?

Muchísimo. Por ejemplo, cuando hice una audición para la película estadounidense —y para mí una de las cosas más interesantes fue precisamente actuar en inglés— el director E.J. Foerster me pidió que le hablara de mí y, cuando supo que yo era siciliana, inmediatamente hubo una gran simpatía mutua, ya que su ex mujer era de Messina y esto hizo que surgieran muchos puntos de conversación comunes. Cuando hice el casting para Aritmia aquí en México, una de las chicas me pidió que hablara en italiano, reconoció mi acento y me preguntó «¿Eres siciliana, verdad?», le dije que sí y ella me dijo de inmediato que la película se rodaría en Sicilia. Creo que fue un detalle importante.

Además, ser italiana también fue determinante para ser elegida entre los actores que participarían en la serie de Netflix Luis Miguel, en la que interpreté el personaje de Alessandra.

¿Cuáles son tus objetivos y tus sueños?

Hace un par de años habría contestado que Hollywood. Pero, manteniendo los pies en la tierra, hoy puedo decir que me gustaría seguir con lo que estoy haciendo: ser actriz. Con humildad. Me gusta mucho el cine y debo reconocer que uno de mis sueños sería participar en una película biográfica. Es un género que siempre me ha atraído mucho. Y luego, por supuesto, me gustaría volver a trabajar en una producción italiana, para la pantalla grande o la televisión.

¿Quieres añadir algo antes de concluir esta breve entrevista, Valentina?

Sí: me gustaría que llegaran más películas italianas a México y más producciones mexicanas a Italia. Ayudaría a romper estereotipos y a ampliar el entendimiento mutuo de ambos países.

Patronato ITAL Messico