La tesis de una estudiante sarda publicada por una editorial mexicana

La tesis de una estudiante sarda publicada por una editorial mexicana

18:32 hrs. – El 8 de diciembre de 1982, durante la ceremonia de entrega de los Premios Nobel en Estocolmo, el novelista colombiano Gabriel García Márquez pronunció el discurso La soledad de América Latina.

Habló de la extrañeza y grandeza de este subcontinente, desde las descripciones que de él hicieron los primeros exploradores hasta sus perturbadores y sangrientos hechos históricos.

Durante la disertación, Márquez se refirió a “La Memoria de la primera vuelta al mundo” de Antonio Pigafetta, navegante, geógrafo y escritor italiano, ciudadano de la República de Venecia.

«Pigafetta» —dijo Gabo— «Pigafetta, un navegante florentino que acompañó a Magallanes en el primer viaje alrededor del mundo, escribió a su paso por nuestra América meridional una crónica rigurosa que, sin embargo, parece una aventura de la imaginación. Contó que había visto cerdos con el ombligo en el lomo, y unos pájaros sin patas cuyas hembras empollaban en las espaldas del macho, y otros como alcatraces sin lengua cuyos picos parecían una cuchara. Contó que había visto un engendro animal con cabeza y orejas de mula, cuerpo de camello, patas de ciervo y relincho de caballo. Contó que al primer nativo que encontraron en la Patagonia le pusieron enfrente un espejo, y que aquel gigante enardecido perdió el uso de la razón por el pavor de su propia imagen».

«Este libro breve y fascinante, en el cual ya se vislumbran los gérmenes de nuestras novelas de hoy, no es ni mucho menos el testimonios más asombroso de nuestra realidad de aquellos tiempos. Los cronistas de Indias nos legaron otros incontables. Eldorado, nuestro país ilusorio tan codiciado, figuró en mapas numerosos durante largos años, cambiando de lugar y de forma según la fantasía de los cartógrafos».

El relato de Pigafetta —publicado entre 1524 y 1525 y escrito en un extraño idioma ítalo-veneciano— fue elegido por la estudiante sarda Laura Origa como elemento central de su tesis, para la cual tradujo el texto al español.

La obra, discutida al final de la carrera de Traducción Especializada de Textos de la Universidad de Cagliari y evaluada por la comisión con 110/110 cum laude y merecedora de publicación, fue del agrado de la editorial mexicana Minerva, que en los próximos días la lanzará al mercado.

«Tenemos nuevo libro: ¡Pigafetta! Traducción de Laura Origa y prólogo de Gonzalo García Barcha. Muy pronto en librerías. ¡Que navegue muy lejos!», tuiteó la editorial hace unos días.

Aparecen en el colofón del volumen los créditos de la carrera y de Aulas Abiertas, el seminario permanente de estudios latinoamericanos coordinado por María Cristina Secci, profesora de lengua española y traducción del Departamento de Letras, Lenguas y Patrimonio Cultural.

Se trata de un reconocimiento a la alumna, pero también a la labor de la docente que —en los últimos años— ha involucrado a los estudiantes de la universidad en las traducciones contenidas en las antologías dedicadas a cuentos mexicanos, cubanos, chilenos, bolivianos y colombianos.

Patronato ITAL Messico