La historia de Bella Ciao, una de las canciones italianas más conocidas

La storia di Bella Ciao, oggi tra i canti italiani più noti al mondo

Ore 13.25 – Bella Ciao es una canción popular italiana, según algunos propia de los movimientos que se opusieron al nazifascismo entre el final de 1943 y la mitad de 1945.

En realidad, no hay evidencia de esta balada antes de la primera publicación de su texto en 1953. No existen rastros en los documentos del período inmediato de la posguerra, ni está incluida en las colecciones de canciones relevantes de aquella época.

«No se encuentra, por ejemplo, en el Canzoniere Italiano de Pasolini» —afirma Evelina Santangelo en un artículo publicado en L'Espresso en 2019— «y tampoco en los Canti Politici de Editori Riuniti de 1962. Hay evidencia, sin embargo, de su consagración popular entre 1963 y 1964, con la versión de Yves Montand y el Festival de Spoleto, cuando el Nuovo Canzoniere Italiano la presentó en el Festival dei Due Mondi, como canción de las montañas e himno de los partigiani. Resultó ser, una canción “dúctil”, tan incluyente como para poder mantener juntas las diversas almas políticas de la lucha de liberación nacional (católicos, comunistas, socialistas, liberales...) y ser cantada en el evento de cierre del Congreso de la Democracia Cristiana que elegió como secretario el ex combatiente Zaccagnini».

En contraste, en “Historia de la resistencia italiana” de Roberto Battaglia (de la serie Saggi n. 165, Turín, Einaudi, 1953), el autor sostiene que el himno oficial de las Brigadas partigiane Garibaldi era Fischia il vento, una balada interpretada sobre la melodía de la famosa canción popular soviética Katjuša.

También el conocido periodista y ex miembro de la resistencia Giorgio Bocca declaró públicamente: «Bella Ciao, [...] canción de la resistencia y Giovinezza [...] canción de los simpatizantes del fascismo [...]. Ni una ni otra nacieron de los partigiani o de los fascistas, la primera está basada en una balada dálmata, la segunda tiene sus orígenes en Toscana y a lo largo de los años se convierten en himnos oficiales o fácticos de la Italia antifascista y del régimen de Mussolini [.. .]. En los veinte meses de la Guerra Partisana, nunca escuché cantar Bella Ciao, fue un invento del Festival de Spoleto».

La fortuna de esta canción radica en el hecho de que el texto se limita a ser un mensaje contra el “invasor”, sin referencias específicas. Esta característica le permitió difundirse entre las masas en los años sesenta, especialmente durante las manifestaciones de obreros y estudiantes del '68.

Las primeras grabaciones de la versión partigiana fueron las de Sandra Mantovani y Fausto Amodei, en Italia, así como la del cantante y compositor francés de origen toscano Yves Montand. La primera interpretación en televisión fue en el programa Canzoniere minimo de 1963, a cargo de Giorgio Gaber, Maria Monti y Margot, quienes la cantaron sin la última estrofa ("Esta es la flor del partigiano que murió por la libertad»). La versión en disco de 45 revoluciones fue de Gaber en 1965.

En México, la notoriedad de Bella Ciao está vinculado, entre otras razones, también a su uso en la serie española de Antena 3/Netflix “La Casa de Papel”, cuya primera temporada se transmitió en 2017.

Hoy es muy conocida entre los movimientos de resistencia en todo el mundo, a los que fue llevada por militantes italianos. Por ejemplo, es cantada, en español, por comunidades zapatistas en el Estado de Chiapas. En Cuba se canta en los campamientos de los pioneros, utilizando la palabra “guerrillero” en lugar de partigiano. También es conocida y traducida al chino.

Patronato ITAL Messico