La Comisión de Venecia y la propuesta de reforma electoral mexicana

La Comisión de Venecia y la propuesta de reforma electoral mexicana

11:31 hrs. - La Comisión Europea para la Democracia por el Derecho, conocida como la Comisión de Venecia e integrada por expertos independientes de 61 naciones, hizo llegar el 24 de octubre al Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral de México (INE), Lorenzo Córdova Vianello, la opinión que emitió sobre las diversas propuestas de reforma político-electoral que se discuten actualmente en el país latinoamericano.

La Comisión de Venecia —que lleva el nombre de la ciudad en la que se reúne— es un órgano consultivo del Consejo de Europa. Sus miembros son profesionistas independientes de diferentes naciones, expertos en derecho constitucional. Las sesiones del organismo tienen lugar en la Scuola Grande San Giovanni Evangelista, ubicada en la Calle della Laca.

La opinión enviada fue solicitada por el presidente del INE con base en el Estatuto de la Comisión, que faculta a los órganos de los países miembros —como es el caso de México— a realizar este tipo de consultas. La autoridad electoral mexicana ya había solicitado, en el pasado, opiniones análogas y, desde 2019, tiene suscrito con este órgano un Memorando de Entendimiento que le ha permitido colaborar institucionalmente en diversos ámbitos.

El pasado 28 de junio Córdova pidió a la Comisión una opinión sobre diversos aspectos de las iniciativas de reforma en materia político-electoral que se han promovido ante las Cámaras del Congreso en los últimos meses y que están siendo objeto de discusión en el Poder Legislativo.

La Comisión de Venecia atendió la consulta y designó un grupo de trabajo integrado por cuatro especialistas: Paloma Biglino Campos (España), Srdjan Darmanovic (Montenegro), Michael Frendo (Malta) y Oliver Kask (Estonia). Tres miembros de ese grupo visitaron México entre el 21 y el 23 de septiembre del año en curso para entrevistarse con diversos actores políticos —incluyendo dirigentes del partido en el gobierno y opositores— e institucionales, así como especialistas en materia electoral, con el propósito de fundamentar el proyecto base del documento.

La opinión fue aprobada por la Comisión de Venecia durante su sesión plenaria del pasado viernes 21 de octubre (en la que intervinieron el presidente del INE y funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores del gobierno federal mexicano) y fue publicada el 24 de octubre, junto con otros documentos, en el sitio del Consejo de Europa.

El documento fue enviado el mismo día por Córdova a diversas autoridades de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial de México, así como a las dirigencias nacionales de los partidos políticos, en el ánimo de compartir los resolutivos de este grupo de expertos como un insumo más para la deliberación de un tema trascendente para la democracia mexicana.

En el párrafo número 68 del documento la Comisión afirma que:

a. Las reformas propuestas a la Constitución no brindan garantías suficientes de la independencia e imparcialidad del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) y de los jueces del Tribunal Electoral.

b. El procedimiento propuesto para la elección directa de los Consejeros del INEC y de los magistrados del Tribunal debe ser reconsiderado por no estar acorde con los estándares internacionales y las mejores prácticas en materia, mismos que prescriben que debe haber una representación equilibrada de las diferentes fuerzas políticas en los órganos de administración electoral (constituidos estrictamente en forma proporcional). Los miembros de dichos órganos deben ser imparciales y profesionalmente competentes y, por lo tanto, no deben involucrarse en campaña presentándose como candidatos en elecciones directas.

c. Se debe reconsiderar la creación de un INEC altamente centralizado ya que:

i) una centralización onerosa y compleja puede comprometer el funcionamiento imparcial e independiente de la administración electoral en los distintos niveles de la Federación;

ii) si se cambia el sistema electoral a uno proporcional con 32 circunscripciones y teniendo en cuenta las facultades propuestas por el INEC, su capacidad de intervención durante el proceso de formación de listas por parte de los partidos políticos será muy limitada;

iii) la eliminación de los órganos de gestión electoral de nivel inferior y la creación de estructuras ad hoc con personal temporal tendrán un impacto negativo en la calidad de las elecciones en los diferentes niveles.

d. La concentración del proceso de quejas y apelaciones en manos de un Tribunal Electoral nacional también podría ser problemática a la luz de la estructura federal del Estado mexicano y creará una carga potencialmente muy alta, ya que dicho Tribunal Electoral nacional tendrá que tratar con todos las quejas electorales y los recursos en primera instancia. Las disposiciones correspondientes de la iniciativa deben ser revisadas.

Patronato ITAL Messico