Ferrari: actualizaciones para el GP de México

10:30 hrs. – Dos semanas después de la última prueba en suelo estadounidense, la Fórmula 1 está lista para volver a poner sus ruedas en el asfalto. La primera de las tres carreras que, con toda probabilidad, decidirán el resultado del mundial, se corre en México, en el circuito dedicado a los hermanos Rodríguez. Dada la gran importancia de estos eventos, todos los equipos están haciendo lo posible para garantizar un buen rendimiento y Ferrari no es la excepción, luchando contra McLaren por el tercer puesto en el campeonato de constructores.

La altitud vuelve menos eficientes los motores térmicos

En Ferrari, los ingenieros ven con esperanza el circuito mexicano, cuyas características, según los datos disponibles, sonríen al Cavallino Rampante. Sin embargo, para asegurar la competitividad, será necesaria la introducción de nuevas actualizaciones, para adaptar el SF21 a las características de la pista. El Autódromo Hermanos Rodríguez se sitúa a 2,238 metros sobre el nivel del mar (es el circuito más alto del campeonato del mundo), donde el aire es enrarecido y, por lo tanto, menos denso. Esta característica constituye una limitación importante para el rendimiento del motor de combustión interna, ya que el bajo nivel de oxígeno hace que la combustión sea menos eficiente. Por esta razón, los ingenieros de Ferrari se han protegido planeando un mayor uso del componente híbrido sin poner demasiado estrés en el motor de combustión interna. Con datos en la mano, el acelerador permanece abierto a todo gas durante solo el 62% del tiempo de cada vuelta.

Sistemas de enfriamiento

Al mismo tiempo, el enrarecimiento del aire vuelve imprescindibles una serie de cambios en los sistemas de refrigeración que, de lo contrario, no realizarían correctamente su función. Entre ellos se incluye el sistema de refrigeración de los frenos, ya de por sí estresados por las características del circuito. Los hombres de Maranello, por tanto, montarán en el frente del SF21, las tomas más grandes disponibles, a fin de garantizar un flujo de aire adecuado para enfriar discos, pinzas y pastillas.

La elección de los ductos que se utilizan para transportar el aire hacia el disco y enfriarlo, permanece inalterada. Al comienzo de la temporada vimos en los Ferrari ductos cerrados, solución adoptada para dirigir el flujo hacia el centro de la llanta, alejando el aire caliente perjudicial para los neumáticos. En eventos recientes, sin embargo, el SF21 salió a la pista con ductos semiabiertos, con el objetivo de llegar más fácilmente a la ventana óptima de uso de los neumáticos. Habrá ductos semiabiertos también para en esta ocasión, en la que los equipos deberán administrar con cuidado el deterioro de los neumáticos para poder afrontar las 71 vueltas del circuito de la Ciudad de México.