Las mujeres y la ciencia en un mundo aún influenciado por estereotipos

Las mujeres y la ciencia en un mundo aún influenciado por estereotipos

18:27 hrs. – Se llevó a cabo ayer en el Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México (IIC) la inauguración de la exposición “Una vida como científica”, en la que se exponen las fotos tomadas por Gerald Bruneau y los principales logros profesionales de 20 investigadoras italianas.

En la ceremonia de apertura estuvieron presentes Gianni Vinciguerra, director del IIC, Emilia Giorgetti, agregada científica de la Embajada de Italia en México, Lucia Capra, directora del Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, Nora Rodríguez, presidente de la Sociedad Mexicana de Radiología e Imagen, y Marina Sosa, representante en México de la Fundación Bracco.

«En la Embajada de Italia» —dijo Emilia Giorgetti en un breve discurso de bienvenida a los numerosos asistentes— «somos muy activos en la promoción de la igualdad de género y esta exposición es una etapa de un camino bastante largo que empezó precisamente con una conferencia sobre mujeres y ciencia. Yo soy física e investigadora y por ello conozco muy bien las situaciones a las que nos enfrentamos las mujeres en este campo. La igualdad de género en la ciencia debe ser promovida, en primer lugar, por tratarse de un derecho humano».

«Los empleos del futuro» —continuó— «tendrán un gran contenido tecnológico y para conseguir un buen trabajo será necesario conocer las ciencias. Si nos se impulsan las habilidades stem (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, nota del redactor) de las niñas, les será dificil conseguir buenos trabajos y por lo tanto garantizar otros derechos como la salud, la educación y la vivienda digna. Hay que recordar que la ciencia no es “asunto de hombres”: las mujeres podemos hacer ciencia muy bien y quizás mejor que los hombres, en algunos casos, como queda demostrado por las protagonistas retradas en la exposición de hoy. Está claro que no todas podemos ser tan buenas como ellas, pero es muy importante que las niñas y las adolescentes aprendan a entender el lenguaje de la ciencia, un lenguaje que nos hace libres como mujeres».

Gianni Vinciguerra, director del IIC enfatizó que «En la percepción —desafortunadamente muy extendida— de que las niñas no quieren o no pueden ser científicas pesa la idea de no estar inclinadas a las materias de ciencia, a pesar de que varios estudios demuestran todo lo contrario. Es un prejuicio que se forma a una edad muy temprana, cuando las aspiraciones laborales están influenciadas por un estereoptipo de género que afecta las elecciones futuras y también influye en la seleccción del mercado laboral. Es necesario cambiar esta narrativa, no solo porque no corresponde a la realidad, sino porque genera desigualdad de oportunidades en el acceso a aquellas profesiones que cada vez son más demandadas».

«Vi por primera vez en Chicago esta exposición cuando asistí en 2019 al congreso de la Radiological Society of North America» —comentó Nora Rodríguez— «y me pareció realmente inspiradora».

«Al ver a detalle la vida de estas mujeres científicas reflejada en imágenes» —continuó—, «mi pensamiento la trasladó a México para que inspirara a más personas. Hoy, de la mano de fundación Bracco, esta iniciativa se volvió realidad. Quiero agradecer a la familia Bracco, a Diana Bracco, a Gaela y a Bracco México por hacer esto posible. Esta exposición, que celebra a las mujeres e inspira a los hombres, llega en un momento muy significativo, ya que ayer se celebró el día internacional de la mujer científica y permanecerá abierta hasta el 8 de marzo, día internacional de la mujer».

Marina Sosa explicó que la exposición fue inspirada en el proyecto “100 mujeres contra los estereotipos”, creado por el Observatorio de Pavía y por la asociación de periodistas GIULIA, en colaboración con la Fundación Bracco y con la Representación de la Comisión Europea en Italia. «A través de ella» —subrayó— «esperamos contribuir a superar los sesgos que a menudo se asocian con el trabajo de las mujeres en la ciencia».

«Para fomentar la ciencia entre las mujeres» —dijo Lucia Capra— «son insuficientes acciones como el uso del lenguaje incluyente, con frases como “las y los científicos”, o cubrir cuotas de género en los puestos de alta dirección».

«Lo que tenemos que hacer», explicó, «es difundir entre las niñas la idea de que es posible ser científica y al mismo tiempo ser mujer. Todas mis colegas y yo tenemos familia e hijos y hemos desarrollado nuestra pasión por la ciencia sin sacrificar nuestra vida completa como mujeres».

La exposición se exhibirá en el claustro del Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México hasta el 8 de marzo, de lunes a viernes. Entrada gratuita.

Patronato ITAL Messico