Emilia Romaña: tierra de motores

Emilia Romaña: tierra de motores

09:37 hrs. - Emilia-Romaña es una de las regiones más ricas de Italia, en cuarto lugar después de Trentino-Alto Adige, Lombardía y Valle d'Aosta, según datos de 2015 expresados en términos de poder adquisitivo por habitante. El Parmigiano Reggiano, la salsa a la boloñesa, el jamón de Parma, el salami Felino, la mortadela de Bolonia, el culatello de Zibello, las piadinas de Romagna y el vino Lambrusco se encuentran entre los íconos gastronómicos más famosos de Italia, todos provenientes de este territorio.

Pero quien dice Emilia Romaña, también dice tierra de motores. El entusiasta que visita el Bel Paese tiene la certeza absoluta de encontrar aquí la respuesta adecuada a sus pasiones. De Piacenza a Rímini, a lo largo de un “parche” de tierra alrededor de la Vía Emilia, se concentran los fabricantes de automóviles y motores más sofisticados y modernos del mundo.

Lamborghini, Maserati, Ducati y Pagani: en sólo 300 km residen los secretos de los famosos bólidos de la alta velocidad, celosamente guardados por las empresas que han marcado la historia de este sector industrial a nivel internacional, combinando la tradición del saber hacer artesanal italiano con potencia y calidad.

Pero, sobre todo, fue aquí donde nació y creció una leyenda que se ha convertido en uno de los mayores emblemas del Made in Italy: la marca Ferrari. En esta magnífica región para los amantes de los motores se encuentran, además del Salón del Automóvil, el autódromo de Ímola y el nuevo autódromo de Marzaglia, otros dos lugares de culto para los aficionados: el Museo Ferrari y el Museo Casa Enzo Ferrari.

Museo Ferrari de Maranello

Verdadero guardián del mito, el Museo Ferrari de Maranello es visitado cada año por más de 200 mil aficionados de todo el mundo. Su exposición se renueva constantemente y se caracteriza por una variada oferta capaz de satisfacer tanto al conocedor de coches históricos como al amante de las carreras de autos. Seguramente, entre las áreas más sugerentes, se encuentra aquella en la que se exhiben alrededor de 40 modelos, elegidos en rotación, entre los más prestigiosos, provenientes tanto de museos como de coleccionistas privados, que muestran la evolución del estilo y del diseño de Ferrari.

Museo Ferrari de Maranello

Entre las muchas salas de exhibición, vale la pena mencionar aquellas dedicadas a la Fórmula Uno, que ha dado muchas satisfacciones a los amantes del Cavallino. Comenzando por el Salón de las Victorias que celebra el éxito de la Escudería, pasando por la exposición de los monoplazas Campeones del Mundo entre 1999 a 2008, los 110 trofeos y los cascos originales de los 9 Pilotos Campeones del Mundo, como Villeneuve, Berger, Mansell y Prost. Aquí se pueden admirar una gran cantidad de objetos pertenecientes a estos deportistas: entre ellos, cascos, guantes, trajes y zapatos.

También hay una reconstrucción real del área de pits de Fórmula Uno de Ferrari que contiene las partes desmontadas del monoplaza de la temporada anterior, así como el muretto: el centro de control de carreras y el puesto avanzado de telemetría. Una exhibición imperdible para aquellos que quieren probar la experiencia del borde de la pista.

Pero las sorpresas no terminan aquí, de hecho en la zona sound box es posible escuchar los sonidos de los motores de algunos de los principales coches de Fórmula 1 y Gran Turismo en pista y carretera, mientras que en otra sala del museo se pueden admirar algunos de los motores de 8 y 10 cilindros más recientes montados en los monoplazas de la Escudería Campioni del Mondo de 1999 a 2008. Finalmente, es obligada la visita a la reconstrucción de la primera oficina de Enzo Ferrari en Módena, donde en 1929 comenzó el legendario mito rojo del Cavallino.

Museo Casa Enzo Ferrari

Otro museo importante está dedicado al creador de la marca Ferrari: el Museo Casa Enzo Ferrari en Módena. Este complejo museístico nace de la restauración de vivienda en la que nació Enzo Ferrari en 1898. Tanto la estructura como el taller han permanecido intactos, pero es ciertamente sorprendente la construcción de un nuevo edificio con un diseño futurista que vuelve a proponer el “cofre” de un Ferrari en aluminio amarillo, el color simbólico de la ciudad de Módena y sobre todo el color elegido por Enzo Ferrari como fondo del Cavallino.

Museo Casa Enzo Ferrari

Los protagonistas de la exposición son coches provenientes de colecciones y museos, símbolo de las grandes marcas italianas. Los autos están rodeados de vitrinas curvilíneas en las que se puede consultar una rica documentación histórica, objetos, recuerdos diversos y aportaciones audiovisuales inéditas.

En el museo dedicado a Enzo Ferrari no podía faltar en una gran exposición enfocada en la vida de este piloto y constructor que afirmaba: «Si puedes soñarlo, puedes hacerlo».

Objetos, fotos y documentos recuerdan su historia, a través del automovilismo deportivo, los lugares, las carreras, los hombres que lo rodearon: desde el Circuito de Módena hasta el Aerautodromo y la Mille Miglia, Scaglietti, Fantuzzi, Stanguellini, Maserati, Pagani, De Tomaso y el Alfa Romeo. En la casa donde nació, en cambio, con un recorrido multimedia permanente, se recorren los hechos más destacados de su vida. Lugares únicos que no hacen más que fortalecer aún más la identidad del Motor Valley de Emilia Romaña, que con el tiempo ya ha adquirido importancia y dimensión internacional.

Para más información sobre la Motor Valley en Emilia Romaña, es posible consultar el sitio web específico de ENIT - Agencia Nacional de Turismo www.italia.it.

ENIT - Agenzia Nazionale del Turismo
Patronato ITAL Messico