La sonda Dart impactó el asteroide Dimorphos. Italia en primera fila

La sonda Dart impactó el asteroide Dimorphos. Italia en primera fila

00:04 hrs. - La sonda Dart de la NASA impactó contra el asteroide Dimorphos para desviar su trayectoria. De esta forma, a 13 millones de kilómetros de la Tierra, se puso a prueba una tecnología que en un futuro podría permitirnos proteger a nuestro planeta del posible impacto de un cuerpo celeste amenazante.

Como un fotoperiodista cósmico, el minisatélite italiano LiciaCube recogerá los primeros datos sobre el evento.

A medida que la sonda Dart (Double Asteroid Redirection Test) se acercaba al objetivo, su cámara enviaba imágenes cada vez más detalladas a la Tierra de la superficie rugosa y desigual del planetoide, a 13 millones de kilómetros de la Tierra. Con cada primer plano, la emoción aumentaba en el Centro de Control de la NASA, hasta llegar al gran aplauso que saludó la colisión.

En ese momento LiciaCube —administrado y coordinado por la Agencia Espacial Italiana (ASI) y construido por la empresa de Turín Argotec— se encontraba a menos de mil kilómetros de distancia e inmediatamente después del contacto entró en escena para enfocar el punto donde se produjo el choque.

Fue «¡un impacto espectacular!», dijo a ANSA Simone Pirrotta, responsable de la misión LiciaCube para la ASI, que siguió la misión desde el Centro de Control de Turín.

«La tecnología de rastreo SmartNav de la sonda Dart funcionó perfectamente. Aquí en Turín hemos seguimos con emoción el final de la misión de la NASA, con la conciencia de que mientras tanto nuestro pequeño reportero estaba documentando un momento histórico: la primera vez que la humanidad cambia el estado orbital de un cuerpo celeste», añadió refiriéndose al satélite LiciaCube, en el que participan el Instituto Nacional de Astrofísica, el Politécnico de Milán, la Universidad de Bolonia, la Universidad Parthenope de Nápoles y el Instituto de Física Aplicada 'Nello Carrara' del Consejo Nacional de Investigaciones (CNR-IFAC).

«En los 4 minutos previos al impacto, LiciaCube inició a seguir el asteroide guiado ya no por las trayectorias precargadas a bordo, sino por el Imaging System, el sistema de dirección y control basado en imágenes en tiempo real», agregó Pirrotta. La primera ventana de comunicación con la Tierra está prevista para las 2:15: «En la primera hora se comprobará el estado del satélite y el registro de lo ocurrido» —dijo el experto— «luego se empezarán a descargar las imágenes».

«LiciaCube» —explicó Pirrotta— «es el primer satélite totalmente italiano que opera con absoluta autonomía desde una distancia a la cual ningún vehículo italiano se había aventurado nunca y que será supervisado por un centro de control en Italia».

Patronato ITAL Messico